Curso de género gratis

Cuando mi escuela secundaria dejó de ser solo para mujeres, no cuestioné el por qué de repente perdimos el espacio para practicar básquet.

Cuando mi escuela secundaria dejó de ser solo para mujeres, no cuestioné el por qué de repente perdimos el espacio para practicar básquet;  ellos se adueñaron del patio completo para jugar fútbol. Dejé de saltar para anotar canastas y empecé a refugiarme en las bancas esquivando pelotazos. 

Eran los noventa y por supuesto que en mi escuela no se hablaba …

This post is for paid subscribers

A guest post by
Subscribe to Aideé