¡Nadie mata al teatro!

El teatro musical es como un deporte, hay que entrenar los sentidos para aprender a suspender la incredulidad a tal grado que esas canciones

Nueva York.- Disculpen si hoy les escribo desde mi euforia, a veces pasa ¿saben? Y estoy desde el New York State of Mind que nos regaló Billy Joel, viendo cómo las marquesinas se han ido encendiendo una por una esta semana y quiero contagiar de teatro musical a quien se deje. Entiendo bien que para muchos esta forma de arte sabe un poco lejana, pero si …

This post is for paid subscribers

A guest post by
Columnista.