Hijes sin hijes

En todos esos rostros y voces veo ese común denominador de tener una libertad de pensamiento, que las personas de mi generación no tuvimos.

“Nuestra generación podría enfrentar el fin de la humanidad, y mejor hacerlo sin hijos”, me soltó de golpe, sin dramatismo, asumiéndolo como una posibilidad real. Su argumento giró en torno a la crisis climática, la del sistema económico mundial y, por supuesto, la reflexión en torno a la muerte masiva que trajo la pandemia. Es hombre, tiene 21 años, un…

This post is for paid subscribers

A guest post by
Columnista.