Soy mamá y no sé si quiero regresar a la oficina

Hay razones de sobra para regresar: la muy necesitada reactivación económica, porque nos urge que los asalariados compremos en la farmacia de la esquina, además, la oficina es el sitio de trabajo.

Las oficinas y los grandes corporativos planean el regreso físico. Primero regresan los vacunados y los menos vulnerables. Hay diferentes acercamientos, por ejemplo, unos toman en cuenta quién tiene la posibilidad de llegar en auto propio, bicicleta o caminando para aminorar riesgos en transporte público. Lo que me sorprendió es que a uno de los grupos …

This post is for paid subscribers

A guest post by
Columnista.