Más allá del PRIDE

La diversidad va más allá de la preferencia sexual. Eliminemos los mandatos de género que dificultan el acceso de las personas a trabajos dignos y cuidemos a las plantillas laborales desde todas las interseccionalidades.

Más allá del PRIDE
Aideé Zamorano

Por Aideé Zamorano
audio-thumbnail
🎧 Audiocolumna
0:00
/260.592
  • ¿Tienes a alguien que sepa de temas de maternidad en parejas homoparentales?
  • ¿O sea, cuidados?, respondo por WhatsApp sin dudarlo.
  • Mmmm, más bien dinámica.

Me dedico a explicar que la “maternidad” es una construcción social, lo mismo que los mandatos de género.

  • ¿Tengo amigas lesbianas mamás? ¿Te refieres a eso? Alguien más entra a la conversación 
  • Yes, mil gracias.

Decido abandonar la situación.

Y uso este espacio para la reflexión a propósito del PRIDE; ahora que las calles, medios y redes sociales están adornadas con arcoiris vale la pena reflexionar: ¿Son diferentes las tareas de cuidados y las rutinas para mantener con vida a las infancias en un hogar homoparental o lesbomaternal? ¿Los cuidados tienen género? 

La respuesta corta es “NO”.

Todas las personas tenemos derecho a cuidar, a ser cuidadas y al autocuidado.

En Mamá Godín llevamos ocho años tratando de quitarle el género a los cuidados. ¿Tenemos que cuidar a todas las personas en vulnerabilidad por haber nacido con vagina y reconocernos femeninas? En las ediciones del Ranking Mamá Godín (2020-2023) encontramos que (en la economía formal) sólo 1 de cada 10 plazas está ocupada por una mamá. El total de la muestra de posiciones de trabajo aprobadas por este ejercicio es de 606,625. 

Los centros de trabajo presumen cada junio que las disidencias e interseccionalidades son tomadas en cuenta para conformar equipos. ¿Qué pasa cuando además de mujer eres parte de la comunidad LGBTI+? ¿Se suman las vulnerabilidades? ¿Se restan? ¿Se excluyen mutuamente, o las ignoramos?

De acuerdo con la ENDIREH (Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares; INEGI, 2021), la violencia laboral contra las mujeres es de 27.9%, si agregamos a este dato los resultados de la ENDISEG (Encuesta Nacional sobre Diversidad Sexual y de Género; INEGI, 2021) en la que se afirma que al menos 28.1% de la comunidad LGBTI+ recibió un trato desigual respecto a los beneficios, prestaciones, ascensos o recibió comentarios ofensivos en su lugar de trabajo. ¿Realmente estamos avanzando en materia de diversidad en los trabajos? ¿No estamos obviando conceptos? El cuestionario de la ENDISEG 2021 no ahonda en las tareas de cuidados de las personas de la comunidad LGBTI+ ¿La expresión o identidad de género anula responsabilidades de cuidados? En cambio la ENDIREH sí tiene indicadores sobre cuidados (Es porque sólo se aplica a mujeres, ¿verdad INEGI?). En la sección VI que mide la opinión sobre los roles masculinos y femeninos, hay al menos seis preguntas sobre las tareas de cuidados y la participación económica diferenciada entre hombres y mujeres (A eso nos reducen: a dos etiquetas).

Tenemos que ir más allá y sumar los indicadores de cuidados al PRIDE. En Mamá Godín contribuimos a reducir los mandatos de género en los espacios laborales, hoy a través del Ranking Mamá Godín hemos evaluado más de 400 organizaciones. 

Mientras el Ranking se convierte en una política pública para reducir las desigualdades que ocasionan los roles y estereotipos de género en los centros de trabajo, comparto la autoevaluación gratuita, que puedes contestar aquí hasta el 12 de julio. 

  • Con este ejercicio hemos contribuido a la mejora de condiciones y prestaciones para más de 600,000 personas.
  • Las organizaciones han disminuido hasta 6% la rotación de mujeres.
  • Oficinas como 3M, AT&T, Unilever, Viva Aerobús, Agacel, Euro Té, entre otras, han aplicado la evaluación y hoy son espacios más seguros, incluyentes, diversos y resilientes para todas las personas.

Para la edición 2024, el ranking incluye nuevos indicadores sobre la comunicación de la seguridad social obligatoria para las personas trabajadoras del hogar, inversión en programas de cuidados, gestión menstrual y protocolos de reducción de acoso laboral.

La diversidad va más allá de la preferencia sexual. Eliminemos los mandatos de género que dificultan el acceso de las personas a trabajos dignos y cuidemos a las plantillas laborales desde todas las interseccionalidades. 

✍🏻
@soymamagodin

Las opiniones expresadas son responsabilidad de sus autoras y son absolutamente independientes a la postura y línea editorial de Opinión 51.