SNTE promueve reforma judicial como pago al recuperar bancada de diputados

Frente al poder fáctico que recuperó el SNTE en menos de tres años no queda más que seguir esperando que se ahonde la desgracia educativa.

SNTE promueve reforma judicial como pago al recuperar bancada de diputados
Nurit Martínez

Por Nurit Martínez

Una vez que la dirigencia del SNTE (Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación) pasó la "prueba del ácido" frente a la desconfianza del presidente Andrés Manuel López Obrador y se mostró como siempre: un incondicional y aliado del poder presidencial, hoy en lugar de abanderar los intereses educativos de más de 35 millones de personas se prepara para operar en plazas públicas y escuelas la reforma al Poder Judicial. Es el primer compromiso de la dirigencia sindical con el virtual secretario de Educación Pública, Mario Delgado, quien hasta ahora sigue como dirigente de Morena. A cuatro días del compromiso esto no les parece escandaloso a los maestros que el pasado jueves atestiguaron en 29 mil centros escolares y sedes sindicales del país este primer aporte operativo. Más bien da la impresión de que es el SNTE que todos extrañaban de la mano de Elba Esther Gordillo Morales durante un cuarto de siglo: estar cercana al poder, defenderlo hasta con la propia dignidad y obtener jugosas prebendas políticas y económicas a cambio. Si es así, nada ha cambiado. Si es así, sigue perdiendo la educación, siguen perdiendo millones de niños. Si es así, sigue perdiendo México. 

Frente al poder fáctico que recuperó el SNTE en menos de tres años no queda más que seguir esperando que se ahonde la desgracia educativa. El pasado jueves 4 de julio en el Museo Interactivo de Economía, la presidenta electa, Claudia Sheinbaum, anunció entre otras designaciones que Mario Delgado será secretario de Educación Pública a partir del 1 de octubre, el número 45 en la historia de la institución fundada por José Vasconcelos. Al concluir la ceremonia, el nuevo secretario designado no tardó ni diez minutos en llegar a la sede del SNTE en el Centro Cultural Contemporáneo donde se encontraban reunidos los cien dirigentes magisteriales, el comité ejecutivo y los 61 dirigentes seccionales. Entre abrazos y sonrisas lo recibió el líder Alfonso Cepeda Salas, mientras en el aula se escuchaba: ¡Mario Amigo, el SNTE está contigo!, ¡Mario Amigo, el SNTE está contigo!... Frente a todos, Cepeda reveló que "a pesar del rechazo de mucha gente" en Morena, Delgado "nos regaló cinco diputaciones, cuando no teníamos nada".