Los jóvenes estamos hasta la madre

Mientras los jefes de Estado y los principales líderes ambientales discutían las acciones para mitigar el cambio climático, la participación de México fue una vergüenza.

Esta semana los líderes de todo el mundo se reunieron para hablar de la situación ambiental de nuestro planeta. Mientras los jefes de Estado y los principales líderes ambientales discutían las acciones para mitigar el cambio climático, la participación de México fue una vergüenza.

Parece que nuestros funcionarios siguen sin entender que los jóvenes –que formamos 27% de la lista nominal de electores– estamos verdaderamente alarmados por la emergencia climática y hartos de que no entiendan que nosotros somos los que van a pagar esa factura. 

La iniciativa de modificación constitucional que se pretende hacer para fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad es en realidad un monopolio en potencia que atenta directamente contra nuestro futuro. La aprobación de la #LeyCombustóleo haría imposible para México cumplir con la Ley General de Cambio Climático que pasó en el Congreso en 2012. Esta ley pone a México en un escenario de mediados de siglo pasado, cuando los objetivos del país deberían estar en el 2030 o 2050; ya ni hablar de tratados internacionales y acuerdos suscritos. 

¿Dónde está la visión de Estado, el Estado de derecho y las certezas jurídicas si las leyes se modifican por proyectos personales y no de país? Lo único que dejan claro es que los jóvenes y nuestro derecho a la salud y a un futuro digno NO LES IMPORTAN, porque las generaciones futuras no figuran en los planes que tienen para México y no son parte de la discusión.

Se los decimos fuerte y claro: estamos HASTA LA MADRE de que no nos tomen en serio, de que nuestros gobernantes piensan que la protección medioambiental es una moda, una hipocresía o un invento y juegan a las “vencidas legislativas” sin importar que se trate de una crisis climática global.

Estamos hasta la madre de vivir en un país en el que el presidente se ausenta, cada vez con más desdén, de representarnos internacionalmente en foros globales como la COP26. Es lamentable la desangelada delegación que México mandó a Glasgow a pesar de estar en la lista de los primeros 15 países más contaminantes.

México fue al foro climático más importante a decir mentiras. Con una mano pide financiamiento a los países desarrollados como Estados Unidos para poder cumplir con los compromisos climáticos y con la otra esconde las cifras y justifica retrasos para cumplir con el Acuerdo de París. ¿A quién quieren engañar?

México está en incumplimiento de sus compromisos climáticos y, como si esto no fuera suficiente, la iniciativa de reforma eléctrica va en sentido contrario de lo que necesitamos para alcanzarlas.  

Ya pasaron tres años. Este gobierno ya no tiene bono de confianza. Su credibilidad se acabó como para creer en las falacias con las que promocionan la reforma eléctrica. Ahora sus voceros como Rocío Nahle o Manuel Bartlett dicen que con esta iniciativa bajarán los precios de la luz, como en 2018 dijeron que bajaría la gasolina. No hay razón para creer más en las mentiras sistemáticas de los voceros del gobierno.

Los jóvenes mexicanos queremos levantar la voz, para que el mundo voltee a ver lo que está sucediendo en nuestro país y se escuche nuestro grito de auxilio. México es un país privilegiado en muchos aspectos, y las energías renovables no son la excepción; somos uno de los tres países con mayor capacidad solar y eólica.

¿Por qué aferrarnos al pasado? ¿Por qué seguir destinando recursos a la explotación del petróleo y dar preferencias al uso de combustóleo y metano sin tomarnos en serio la energía renovable que nos acerca a un futuro más saludable? 

El único futuro viable para los jóvenes es un futuro donde se pueda respirar aire limpio y saber que reducir nuestras emisiones drásticamente, así como defender nuestros recursos y nuestra posición como país megadiverso, es el único camino a tomar. 

Yo y muchos jóvenes mexicanos preocupados por el medio ambiente rechazamos esta reforma tajantemente.

  • Porque bloquea cualquier posibilidad de construir una transición energética para el país. Por eso estamos haciendo un llamado a las alianzas entre el sector privado y público, para que contemos con una matriz energética diversificada en fuentes de energía más limpias que contribuya a la generación de empleos y la generación de capacidades tecnológicas propias. 

  • Porque si se aprueba esta iniciativa de reforma México seguirá incumpliendo las metas climáticas estipuladas en el Acuerdo de París. 

  • Porque centralizar de nuevo la operación a través de CFE nos pone en riesgo. Los antecedentes históricos no se olvidan: corrupción, ineficiencia, apagones constantes. Ha quedado claro que la capacidad de la CFE es insuficiente para cubrir las demandas energéticas actuales.

Si seguimos promoviendo y fortaleciendo leyes que le den preferencia a la energía sucia seguiremos destruyendo nuestros recursos naturales y contaminando nuestro aire. 

En conclusión, necesitamos tomar acción. ¿Cómo? Además de tomar acciones individuales para mitigar nuestra huella de carbono, es importante levantar la voz hasta que se escuche, presionar y protestar hasta que nos escuchen en el Congreso, en Palacio, en Glasgow. Aquí estamos, somos los jóvenes mexicanos, somos muchos y estamos hasta la madre. 

-xxx-

Organizaciones que emitieron el posicionamiento original en contra de la reforma:

- Movimiento Jóvenes por Nuestro Futuro

- Alianza Juvenil por la Sostenibilidad, A.C. 

- The Climate Reality Project México 

- Extinction Rebellion México 

- Demos Más

- La Cuadra, A.C. 

- Voto x el Clima 

- Cambio de Ruta, A.C. 

- Visionarios 2030 

- Nuestro Futuro, A.C.

- Colectivo con Sentido Verde

- Youth Building the Future Global 

- Fuerza de la Juventud México

- Pa Ciencia la de México, A.C. 

- Legado Sustentable, A.C. 

- Colectivo Pro Acción Climática

- Ágora, Ciudadanos Cambiando México

- Xoxoctil Tlalli, Sociedad Estudiantil de Ingeniería Ambiental

- División Juvenil de Cambio Climático

- Naj Hub, A.C.

- Consejo Interuniversitario Nacional de Estudiantes de Derecho, A.C.


Mónica Lafon. Licenciada en periodismo y ciencia política por Concordia University en Montreal, Canadá y maestra en Política Ambiental Internacional por Sciences Po, París. Durante el simposio de becarios Conacyt en Europa presentó en el Parlamento Europeo en Estrasburgo un trabajo sobre ciudades inteligentes sustentables. Fungió como analista en la delegación de México ante la OCDE y ha ocupado cargos en el gobierno federal en materia de comunicación social.

monica@echopulses.com | Twitter: @MonicaLafon

LinkedIn: https://www.linkedin.com/in/monicalafon2014/


Las opiniones expresadas son responsabilidad de sus autoras y son absolutamente independientes a la postura y línea editorial de Opinión 51.


Las opiniones de 80 columnistas te esperan. Suscríbete y sé parte de Opinión 51.

A guest post by
Las plumas invitadas más poderosas de México.