¿Dónde sientes la fragilidad económica?

El guardadito no siempre es suficiente para sacarnos de una emergencia y menos si esta llega con una eventualidad.

Cada día el dinero nos alcanza para un poco menos. A mí me duele el estómago cuando veo que el limón y el chile subieron de precio, pero también el gas, las colegiaturas tuvieron su alza estacional y, claro, no se me olvide la salud, sector que espera un incremento de 16% este año. Tan solo en los primeros 15 días de septiembre la inflación avanzó 0.42%.

This post is for paid subscribers

A guest post by
Columnista.