Sexualidad no es una posición, menos una penetración

Nuestro cuerpo es el templo del placer en todos los sentidos, es una comunión entre vida, alma, espiritualidad, poder y energía.

La vida sexual de las mujeres en nuestro país se ha reducido a fragmentos de nuestro cuerpo, glorifican y enaltecen todo aquello que pueda ser llamativo, escultural, y tenga movimientos sugestivos que supuestamente llevan a un placer sexual ilimitado. Se vende la idea que sexualidad es hacer malabares en la cama con posiciones sexuales tan envidiables c…

This post is for paid subscribers

A guest post by
Columnista.