La anacrónica costumbre de esperar la verdad

¿Qué pasó? ¿Por qué ahora es tolerable que desde el poder nos mientan todo el día sin ninguna consecuencia?

Hace algunos meses terminé una relación con un hombre que me mintió en todo. Mi instinto siempre me dijo que las cosas no cuadraban, que no checaban, que me estaba mintiendo. A pesar de eso, hasta que no tuve la certeza, no terminé la relación. Es más, todavía habiendo descubierto la verdad (muchas verdades porque las mentiras ocurrían todo el tiempo), …

This post is for paid subscribers

A guest post by
Columnista.