Malos hábitos

El ruido es la segunda fuente de contaminación más importante en un medio urbano y sus habitantes la estamos padeciendo, sin que se tomen las acciones correspondientes por parte de la autoridad.

“Sé que eres algo histérica con el ruido, pero no está bien quejarse tanto. Acostúmbrate, son sólo unas horas.”

Esta frase me ha sido repetida hasta el cansancio, no importa el lugar ni tampoco el tipo de sonido, la respuesta más común a la queja por algún ruido es “habitúate porque vives en una ciudad”. Sosa (1991) lo explica mejor: “nuestra aclimatació…

This post is for paid subscribers

A guest post by
Columnista.