¿Otro día para morir? ¿O sin tiempo para? 

Bond, James Bond, es el ícono de un estereotipo que ya ha caducado.

Mi abuelo Gonzalo tenía tres hermanas: Graciela (Chelita), quien fue madre soltera y trabajó durante años en el periódico ‘El Sol del Centro’, allá, en el merito Aguascalientes. La recuerdo con cariño, aunque murió cuando yo aún era una niña. Lilia, la de en medio, fue de las primeras sobrecargos cuando iniciaba la aviación comercial y se casó con Ricar…

This post is for paid subscribers

A guest post by
Columnista.