Nos hemos convertido en un número

Hoy escribo sobre aerolíneas, pero en realidad sucede en cualquier industria. Los empresarios modernos únicamente ven la utilidad y rentabilidad a reportar cada trimestre, se les olvida el lado humano

¿En qué momento aceptamos que las empresas nos traten como un número?, tal vez si lo somos en términos económicos, pero ¿en dónde ha quedado la idea de ofrecer una agradable experiencia al cliente? Ahora pareciera que lo que se ha normalizado es la mediocridad para dar el servicio y agacharnos sin retobar, para recibirlo.

Trabajé en tres empresas que me …

This post is for paid subscribers