Esas encapuchadas

A través de ese grupo pude entender que encapucharse era una elección para quienes quisieran intervenir en el espacio público.

Era septiembre del 2020, después de haber pasado meses encerrada en casa, cumpliendo la cuarentena como si se tratara de un juramento, decidí salir. 

Mi destino no era el de una emergencia médica, ni comprar víveres para mi familia, tampoco mi lugar de trabajo. Me encaminé hacia las recientemente tomadas instalaciones de la Comisión Nacional de Derechos …

This episode is for paid subscribers