Sin independencia no hay empoderamiento

Hay medios que les piden a mujeres su opinión en artículos o participaciones, pero no les pagan. “Te damos cobertura”, agregan los medios, al tiempo que a los hombres sí le pagan por ello

Empoderamiento. Esa palabra tan rimbombante, pero tan manoseada. Esa palabra tan vendida en cursos de superación, pero tan vacía en la realidad. Se habla continuamente del “empoderamiento” femenino, de esa capacidad que deberían tener las mujeres para tomar sus propias decisiones, pero se habla poco de los juegos de poder que subyacen a esas decisiones. 

This post is for paid subscribers

A guest post by
Columnista.