¿Es usted paciente “A” o “B”? 

Otro negocio redondo de unos cuantos servidores a costa de la salud de cientos, quizá miles.

La pregunta violenta es perversa como el virus que se introduce en el organismo para destruirlo… Peyorativa, porque deriva de una política de ficción a la salud que no termina de atender la urgencia de la realidad, donde los efectos a mexicanos y mexicanas han sido devastadores. 

La falta de estabilidad económica y laboral irremediablemente arroja al sec…

This post is for paid subscribers

A guest post by
Columnista.